PRONUNCIAMIENTO DEL ENCUENTRO RESISTIENDO DESDE LOS TERRITORIOS INDÍGENAS

212

PRONUNCIAMIENTO DEL ENCUENTRO DE TERRITORIOS INDÍGENAS

Los representantes de los territorios indígenas, reunidos en el encuentro “Resistencia desde los Territorios Indígenas”, realizados los días 23 y 24 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, se pronuncian ante la opinión pública nacional e internacional.

Las TCOs firmantes (Lomerío, TIM-1, TIMI, Kaaguasu, Gran Kaipependi Karovaicho, Marcomunidad Uchupiamonas Chepete-Bala, Bella Selva, TIPNIS, Tacana II, Movima, Tariquia. Kabineño, Mosetén) analizaron su situación de vulnerabilidad por avasallamiento por proyectos extractivistas, construcción de las carreteras, hidroeléctricas, concesiones petroleras, actividades mineras, asentamientos ilegales, expansión de frontera agrícola; además de la presencia y amenaza de actividades ilegales relacionadas al narcotráfico.

Hechos que ponen en riesgo la integridad de los territorios indígenas de tierras bajas. Y con ello se atenta a los derechos de vivienda, trabajo, cultura, dignidad, salud, educación y la existencia misma de los pueblos indígenas.

Los atentados contra los territorios indígenas son atetados contra la madre tierra; y la vulneración de los derechos de los pueblos indígenas son también un atentado contra la “Construcción” del Estado Plurinacional de Bolivia, cuya base fundamental son las naciones originarias y los pueblos indígenas.

Vemos con preocupación e indignación el accionar de nuestra dirigencia de la Confederación Nacional de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), que no responde a las reivindicaciones históricas del movimiento indígena, como son la defensa de los territorios , los recursos naturales, la vida y la dignidad de los pueblos indígenas de Bolivia.

POR TANTO:

Primero: Denunciamos que los pueblos indígenas somos víctimas de políticas públicas que promueven el avasallamiento de nuestros territorios y el despojo de nuestros recursos naturales por proyectos extractivitas, construcción de carreteras, hidroeléctricas, concesiones petroleras, actividades mineras, asentamientos humanos ilegales y expansión de la frontera agrícola, que ponen en riesgo la existencia de nuestras culturas, territorios y supervivencia como pueblos.

Segundo: Exigimos al Gobierno Nacional y a las instituciones del Estado, el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, particularmente los derechos territoriales, de consulta y de libre determinación reconocidos en la Constitución Política del Estado Plurinacional y en convenios y tratados internacionales.

Tercero: Exigimos a la CIDOB, asumir su rol en la reivindicación y defensa de s derechos de los pueblos indígenas y de sus territorios, velando por la integridad cultural, la vida y la dignidad de nuestros pueblos. Y los conminamos a deponer de sus intereses personales y de partidos políticos.

Cuarto: Solicitamos al Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza, a sesionar en el TIPNIS para escuchar y recibir, de forma directa de los pueblos indígenas, las pruebas sobre la vulneraciones y violaciones de derechos contra la naturaleza y la madre tierra.

Quinto: Conformamos la coordinadora de Territorios Indígenas como una instacnia de articulación para la defensa de los Territorios Indígenas, la dignidad y la vida de nuestros pueblos.

Sexto: Facultamos a nuestra dirigencia a coordinar con colectivos urbanos, activistas y defensores de derechos humanos, acciones de defensa y resistencia de los territorios indígenas, medio ambiente la vida y la democracia.